Reseñas Edición Anticipada

Llámame Ela. Una telenovela juvenil en papel que es mejor no leer

Hace unas semanas que estoy inscrita en Edición Anticipada una web en la que, según tus gustos o preferencias literarias, te ofrecen lecturas para que las reseñes en tu sitio web. Mis opciones fueron literatura infantil, juvenil y libros dirigidos a mamis y papis.

La primera novela que me ofrecen es Llámame Ela, de Isabella Granados Peñaloza y, como era la primera opción que me habían ofrecido desde que me registré, no me lo pensé dos veces y lo pedí. En cuanto leí la primera página sabía que había cometido un error...

Portada del libro Llámame Ela, de Isabella Granados Peñaloza

Me ha costado a horrores terminarlo. Soporífero, predecible y mal escrito. Los personajes no están para nada desarrollados; son planos y vacíos. De una escritora novel, que lo escribió con 15 años, y se nota.

La protagonista de esta historia es una niña bien, frágil y una escéptica en todo lo relacionado con el amor. Prefiere estar sola y no sufrir, al menos durante los primeros capítulos. Luego, pasa de un chico que se enamora de ella, y despechado la intenta agredir; a un italiano idílico, guapo, rico, que la salva y que, aparece y desaparece en varias ocasiones; a un amigo de la infancia que vuelve a su vida, la protege, la reflota y vuelve a desaparecer, casi porque estorba en el desarrollo del argumento.

Los personajes secundarios están vacíos, son planos y aparecen en la novela como zombies literarios: cumplen su cometido, siempre para apoyar cualquier decisión o acción de la princesita, y se van por donde han venido.

Una novela que irradia una imagen femenina bastante anticuada y rancia: la protagonista es un ser incompleto que necesita, constantemente, una figura masculina a su lado en la que apoyarse cuando le interesa. Desvalida, frágil, caprichosa y egoísta.

Una historia con tantos dramas, en manos de una escritora inexperta, que acaba siendo una telenovela: mafia, despecho, agresiones, secuestros, bailes de máscaras, amores imposibles…

Además, utiliza un lenguaje simple y repetitivo, edulcorado con frases romanticonas y profundas, para tratar de ocultar defectos, que no hacen más que entorpecer la lectura, haciéndola más complicada si cabe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s