Espacio Maker, Habitáculo familiar

Herbalium DIY: una técnica para preservar flores

Estuve trasteando por internet, buscando información acerca de las famosas botellas sensoriales para peques y he encontrado, casi por casualidad, una técnica que me ha parecido fantástica. Se trata de los herbalium, que proviene de la palabra herbarium o herbario en castellano.

Los herbarios son básicamente una acumulación de diferentes especies botánicas para su observación, clasificación, categorización… Hay muchas formas diferentes de presentar estas colecciones, aunque las más habituales pasan por secarlas entre dos hojas de un libro, de manera que quedan planas y se puedan colocar en un álbum, cuadro…

Herbalium

El herbalium es una técnica para preservar flores durante un largo periodo de tiempo con finalidades estéticas. La principal diferencia con los herbarios, es que las flores se conservan con su forma original, sin que pierdan volumen, en aceite mineral. Es una técnica muy popular entre los japoneses y se necesitan muy poquitos materiales para hacerlo.

Herbalium

Materiales para hacer un Herbalium DIY

  • Flores y demás partes de plantas recién recolectadas.
  • Tijeras de podar.
  • Unas pinzas o palillos chinos.
  • Un bote o frasco de cristal con tapa.
  • Aceite mineral (o aceite de bebé).

Recogemos las flores

Lo primero que tendremos que hacer será recoger las flores que vayamos a preservar. Escogeremos aquellas que estén en buenas condiciones, no nos valen flores marchitas. Las retiraremos de la planta haciendo uso de unas tijeras de podar, de manera que no estropeemos la planta ni las flores.

También podemos recoger ramas con hojas, semillas, frutos o cualquier otro elemento que queramos preservar, teniendo siempre la precaución de que estén en buenas condiciones.

Conservación en aceite mineral

Una vez recogidas nuestras flores, las colocaremos dentro de nuestro frasco de cristal. Las iremos poniendo de manera que queden visualmente bonitas y vistosas, y para ello podemos hacer uso de unas pinzas o palillos chinos, o de las propias manos si la boca del frasco es lo suficientemente ancha.

Herbalium

A continuación, llenaremos el frasco con aceite mineral, o aceite para bebé, hasta el borde. Dejaremos un rato el frasco abierto, por si ha quedado alguna burbuja (también podemos darle suaves golpecitos) y esperar a que emerjan a la superficie.

Terminamos cerrando bien el frasco, asegurándonos de que no tiene ninguna fuga. Si queremos sellar el bote de manera permanente podemos utilizar un poco de silicona o pegamento rápido.

Herbalium

Conservación de flores secas

Compatible con la técnica anterior, también podemos preservar flores secas. Para ello, necesitaremos lo siguiente:

  • Arena de sílice (usada para los areneros de los gatos).
  • Un recipiente de plástico con tapa hermética.
  • Un brocha o pincel.

En un recipiente de plástico, echaremos un poco de arena de sílice y colocaremos con cuidado nuestras flores, y a continuación, las cubriremos con más arena. Hay que ser especialmente cuidadosos en este proceso para no dañarlas. Después, cerraremos herméticamente el recipiente y esperamos.

Flores secando en arena de sílice. Imagen tomada de Wikihow

Es recomendable revisar las flores cada 48 horas, aproximadamente, y las retiraremos de la arena cuando las notemos secas al tacto. Si las secamos demasiado, quedarán quebradizas y puede ser que se nos rompan.

Para retirar el polvillo de la arena podemos ayudarnos de una brocha fina. Luego, realizaríamos el proceso de conservación en aceite cómo he explicado en el apartado anterior.

Una actividad para hacer con los peques

Dado el proceso tan sencillo, podremos involucrar a los peques en la creación de sus propios herbaliums, simplemente supervisando algunas fases (al hacer uso de las tijeras de podar, por ejemplo).

Será una oportunidad perfecta para que aprendan más sobre las plantas de su entorno inmediato, las identifiquen, observen, analicen y disfruten.

Para los más pequeños será una excusa para poner en marcha su motricidad fina y la coordinación visomotriz: recolectar las flores, secarlas, limpiarlas, colocarlas en el frasco, manipular el aceite tratando de no derramarlo.

Además, es una experiencia para los sentidos que los harán disfrutar de olores, colores, tacto…

Para decorar, pero también como rincón botánico educativo

Si queremos hacer una colección de flores, en lugar de un arreglo floral más decorativo, podremos utilizar un frasco por flor y crear etiquetas en las que se indiquen los datos más característicos: nombre común y científico, planta a la que pertenecen, época del año en la que florecen… De esta manera podemos tener un precioso rincón de botánica educativa para disfrutar con los más pequeños.

¿Cuánto tiempo podemos preservar las flores en aceite?

Pueden llegar a durar casi un año preservadas en aceite. Una vez pasado el tiempo siempre podremos repetir el proceso con otras flores, ramas, frutos o lo que deseemos.

Herbalium

¿Qué os han parecido estas técnicas? ¿Haréis un herbalium con vuestros peques? Todos los comentarios serán bienvenidos.

Muchas ideas más en Espacio Maker.

Gracias por leerme y, si te ha gustado, ¡compártelo! 🙂

1 pensamiento sobre “Herbalium DIY: una técnica para preservar flores”

Deja un comentario