Espacio Maker

Scratchboard DIY

Hoy vamos con una manualidad muy sencilla y vistosa que seguro encantará a los más peques de casa. Se trata de hacer un scratchboard DIY o lámina para rascar de manera casera.

Scratchboard DIY
Imagen diseñada por Ana Durán

Hay miles de opciones comerciales a la venta, pero la manualidad en sí es divertida y puede servir para entretener a los peques en casa durante un par de horas.

¿Qué necesitaréis para vuestro Scrathboard DIY?

  • Una cartulina blanca.
  • Ceras de colores.
  • Un vaso de plástico.
  • Una cuchara.
  • Témpera negra.
  • Jabón de manos.
  • Una esponja.
  • Palillo de dientes, tapa de un boli…

El proceso

Lo primero que deberéis hacer es pintar la cartulina con las ceras de colores. Se trata de crear un patrón colorido que después sirva de base para nuestros dibujos.

Aquí os pongo algunas ideas para que os inspiren.

Patrón 1 scratchboard DIY, diseñado por Ana Durán
Patrón Scratchboard DIY
Patrón 2 scratchboard DIY, diseñado por Ana Durán

A continuación, mezclaremos en un vaso un poco de jabón de manos y témpera negra (la proporción será aproximadamente una cuchara sopera de jabón por cuatro de pintura), y removeremos bien con la ayuda de una cuchara o el mango de un pincel.

Una vez que tengamos la mezcla, humedeceremos la esponja en nuestra pintura e iremos cubriendo toda la cartulina.

Tendremos que dejar secar bien la primera capa, y a continuación, volver a pintar cubriendo bien nuestra cartulina.

Para acelerar el proceso podemos secar la pintura ayudándonos de un secador de pelo.

Una vez que la pintura esté completamente seca, nuestro scratchboard estará listo para usar.

Para ello, con un palillo de dientes, iremos rascando y formando nuestros dibujos con los colores que hemos pintado en el primer paso.

Ilustración de Ana Durán

Podemos utilizar diferentes utensilios para rascar como por ejemplo la tapa de un bolígrafo o un rotulador. Dependiendo del grosor del instrumento que utilicemos quedarán unas líneas más o menos gruesas.

El resultado queda espectacular con diseños realmente sencillos.

Ilustración de Ana Durán

¿Qué os parece esta manualidad? ¿La probaréis con vuestros peques? Todos vuestros comentarios serán bien recibidos.

Como siempre, mil gracias por leerme y, si te ha gustado ¡compártelo! 🙂

Deja un comentario