Habitáculo familiar

iPad y creatividad

Hoy en iPad y creatividad hablamos de cómo sacarle partido a esta famosa tablet con vuestros peques.

Hace poco más de año y medio decidí comprarme un iPad. Fue una idea meditada largo y tendido ya que suponía una gran inversión económica, al menos para mí. Estuve meses dándole vueltas, mirando diferentes modelos, todas las oportunidades que me podía ofrecer esta herramienta y, al final, me decidí por el iPad 6ª Generación (2018).

El iPad me ofrecía la oportunidad de retomar el dibujo, grabar y editar mis propios vídeos, leer en digital… Por estos, y por muchos otros motivos, decidí comprarme el iPad 6ª Generación (2018) de 128 GB, que acompañé, por supuesto, del Apple Pencil (1ª generación).

iPad y creatividad
Ipad y Pencil, imagen tomada de Apple

Cuando hablamos de niños y tablets a nuestra cabeza vienen miles de imágenes de niños embobados viendo dibujos animados y películas. Sin embargo, son muchas las oportunidades creativas y didácticas que nos puede proporcionar una tablet, en este caso el iPad, lejos de ser ese aparato mal utilizado que sirve para apagar a los peques durante tiempos determinados.

En esta entrada os explicaré los motivos que me han llevado a adquirir un iPad, para qué lo utilizo y cómo podéis sacarle partido creativo con vuestros niños.

iPad y creatividad
Podéis sacar el lado más creativo de vuestros peques con un iPad

Ipad como herramienta para fomentar la creatividad

Para dibujar

El principal motivo que me llevó a hacerme con un iPad fue que quería recuperar el tema del dibujo, algo que siempre me ha gustado.

Dibujar y pintar exige una gran cantidad de materiales, algunos bastante costosos, que se acaban terminando, estropeando… También necesitas preparar la zona de trabajo si utilizas pinturas, ya que normalmente, por muy cuidadoso que seas, acabas manchando las superficies de trabajo.

Dibujar y pintar exige gran cantidad de materiales
Dibujar y pintar exige gran cantidad de materiales

El tema de los pinceles era otro tema que me traía de cabeza, ya que hacerte con un pack versátil y de buena calidad también exige un desembolso importante.

Además, cuando pintas en papel un único trazo puede estropear el trabajo de varias horas. El hecho de poder retroceder sobre mis pasos y corregir también era algo que me facilitaría bastante las cosas.

Cuando pintas en papel un único trazo puede estropear el trabajo de varias horas
Cuando pintas en papel un único trazo puede estropear el trabajo de varias horas

SketchBook

SketchBook, imagen tomada de Autodesk

La primera aplicación que me descargué para dibujar fue SketchBook. Es una herramienta bastante completa para principiantes y me ha dado la posibilidad de experimentar con mis primeras creaciones en digital.

En SketchBook puedes trabajar por capas que puedes mover de sitio, eliminar, atenuar… Esta es una característica que tienen muchas otras aplicaciones de edición digital de imágenes.

La biblioteca de pinceles es bastante amplia y cuentas con muchas herramientas para diferentes estilos: lápices, plumines, diferentes pinceles, texturas…

En lo referente a los colores puedes trabajar en HSL y RGB, o fabricando tus propios colores mediante una rueda clásica. También cuenta con colores COPIC predefinidos que puedes seleccionar mediante un par de toques en la pantalla.

Esta aplicación permite hacer líneas rectas, cuadrados, rectángulos y círculos. También tiene trazo predictivo, que según el nivel de intensidad configurado ayudará a corregir algunos defectos que todos tenemos al dibujar a pulso.

Como os comentaba, he comenzado haciendo mis pinitos con esta aplicación y me ha servido para experimentar con el dibujo digital, el trabajar por capas, etc. De hecho, todas las ilustraciones que hay en el blog de Cohete a las Estrellas están realizadas con SketchBook. Esta aplicación es gratuita, simplemente deberemos registrarnos para poder acceder a ella mediante un correo electrónico y una contraseña.

Parrulo, ilustración de Ana Durán con SketchBook
Parrulo, ilustración de Ana Durán con SketchBook

Procreate

Sin embargo, el paso definitivo en cuanto a calidad ha sido al instalar el Procreate.

Procreate, imagen tomada de App Store

Esta aplicación es de pago, pero los 10,99€ que he invertido valen todos y cada uno de los céntimos que cuesta.

La biblioteca de pinceles es muchísimo más amplia que la de SketchBook, y el nivel de dibujo que se puede lograr no tiene comparación.

Cuervo, ilustración de Ana Durán con Procreate
Cuervo, ilustración de Ana Durán con Procreate

Lo que me animó a descargarme la aplicación fue sobre todo el poder definir las características del lienzo en cuanto a las dimensiones, puntos por pulgada (PPP) y perfiles de colores.

Dorothy, ilustración de Ana Durán con Procreate
Dorothy, ilustración de Ana Durán con Procreate

Cuando queremos imprimir una ilustración, tanto para impresión digital como para sublimación en textiles, nos suelen dar unos parámetros para que la impresión sea correcta. Normalmente piden un mínimo de 300 puntos por pulgada y un código de colores específico. Procreate permite escoger diferentes parámetros que se ajustarán sin duda a las especificaciones para una correcta impresión.

Ilustración de Ana Durán con Procreate
P!nk, ilustración de Ana Durán con Procreate

Para leer

Los que me leéis a menudo sabéis que soy una apasionada de la lectura.

El salto al libro digital lo di en 2011 cuando me regalaron mi primer eReader de la marca Inves. La posibilidad de llevar toda la biblioteca encima era algo que me fascinaba. Normalmente, si empiezo un libro y no me gusta, lo dejo y arranco con otro. Creo que hay demasiadas cosas que leer en esta vida como para perder el tiempo leyendo algo con lo que no disfrutas.

El eReader venía con una biblioteca de clásicos de la literatura de 1000 ejemplares (eso sí, en varios idiomas) por lo que lo destrocé leyendo a Dostoievsky, a Kafka, a Gabriel García Márquez, Emily Brontë… Un día decidió que ya se había terminado su vida útil, los botones de pasar página ya no respondían y tuve que volver al papel.

Me gusta leer en papel, pero claro, acostumbrada como estaba a llevar toda la biblioteca en el bolso, cuando tuve que volver al papel fue una transición complicada.

Otra de los motivos que me impulsó a comprarme el iPad era la posibilidad de leer en digital y recuperar, así, mi gran biblioteca de bolsillo. La ventaja de la tablet frente al eReader era la pantalla retroiluminada y el aspecto táctil (que tienen algunos eReaders, pero que encarecen bastante su precio).

Otro de los motivos que me impulso a comprarme el iPad era la posibilidad de leer en digital y recuperar, así, mi gran biblioteca de bolsillo Ipad y Creatividad
Otro de los motivos que me impulso a comprarme el iPad era la posibilidad de leer en digital y recuperar, así, mi gran biblioteca de bolsillo

La aplicación de Libros de iPad es sencilla e intuitiva.

Libros, imagen tomada de Apple Books

Puedes cargar tus propios libros (incluso enviarlos a la aplicación desde Google Drive o cualquier otro sistema de almacenamiento en la nube) o comprarlos a través de la tienda de Apple, que siempre cuenta con todas las novedades editoriales a precios muy competitivos.

Una de las cosas que también me gusta es que puedes proponerte objetivos de lectura diarios y anuales, y puedes consultar cómo vas desde la propia aplicación.

Libros, imagen tomada de Apple Books

Para crear y editar vídeos

Cuando empecé con el blog algo que me entusiasmaba era la idea de poder grabar y editar mis propios vídeos sin tener apenas idea.

Todos los vídeos que tengo en el canal de YouTube de Cohete a las Estrellas son editados con el iPad a través de dos aplicaciones: iMovie y Stop Motion Studio.

App iMovie

iMovie, imagen tomada de App Store

La aplicación iMovie es muy fácil de utilizar y ofrece una variedad de opciones que me facilitan mucho la vida para poder preparar vídeos y mostraros cómo hacer algunas manualidades.

Permite cortar trozos de vídeos, moverlos, pausarlos, acelerarlos, silenciar el sonido ambiente, incluir pistas de audio, títulos, subtítulos, portadas…

Os dejo un ejemplo de vídeo creado y editado con iMovie.

Cohete a las Estrellas – Sublimación casera de textiles

Stop Motion Studio

Stop Motion Studio, imagen tomada de App Store

Otra aplicación es Stop Motion Studio, que también he utilizado en alguna ocasión durante este año y pico que llevo de andadura en el blog.

Os dejo un ejemplo de vídeo hecho con esta aplicación.

Cohete a las Estrellas – Las sumas (matemáticas manipulativas)

Hay versión de pago y versión gratuita. Yo comencé con la gratuita, pero por la cantidad de opciones que me ofrecía la de pago, también he invertido en esta aplicación (creo recordar que apenas unos 5€).

Todas las posibilidades que ofrece el iPad para crear películas es ilimitada, y puede ser una actividad que ofrezca la oportunidad a vuestros peques de sacar su lado más creativo.

Crear música

GarageBand, imagen tomada de Apple

Otra aplicación que os recomiendo, y que viene instalada de serie en el iPad es GarageBand. Con esta aplicación se pueden crear todo tipo de pistas de sonido utilizando teclados, instrumentos de percusión, guitarras… Una oportunidad para que los niños exploren su lado más musical.

Tienda de aplicaciones

App Store, imagen tomada de Apple

Hablando un día con un creador de aplicaciones explicaba porqué su aplicación sólo estaba disponible para la App Store: porque cuando un usuario se descargaba la aplicación en un iPad sabían que iba a funcionar sin ningún problema; sin embargo, desde un dispositivo Android a menudo recibían quejas de usuarios que se debían, en gran parte, a la calidad del propio dispositivo más que de la propia aplicación. Para evitar tener mala prensa por comentarios negativos, ajenos al funcionamiento de la App, solamente producían aplicaciones para Apple.

iPad y creatividad
Para evitar tener mala prensa por comentarios negativos, ajenos al funcionamiento de la App, solamente producían aplicaciones para Apple.

Es por esto, que algunas aplicaciones que buscamos solamente están disponibles para dispositivos Apple, lo que resulta una gran desventaja para los usuarios de dispositivos Android. Por ejemplo, la aplicación de dibujo Procreate solamente está disponible para iPad.

La Store de Apple es muy abundante y podemos encontrar prácticamente de todo y para todas las edades. Hay muchísimas aplicaciones didácticas y educativas para adquirir conceptos matemáticos, aprender las horas, trabajar la escritura, la lectoescritura, la motricidad fina…


Mi inversión total ha llegado casi a los 500€ (Pencil y iPad), pero para mí han abierto un mundo de posibilidades enorme, tanto para aportar materiales de calidad para el blog como para retomar mi lado más creativo.

NO, APPLE NO ME PAGA POR HACERLES PUBLICIDAD. He decidido escribir esta entrada iPad y creatividad porque estoy muy satisfecha con este producto y después de año y medio usándolo a diario cada vez le veo mayor utilidad.

Si has llegado hasta aquí puede que te interese la review que he hecho sobre Tangiplay.

Mil gracias por leerme y, si te ha gustado, ¡compártelo! 🙂

Deja un comentario