Habitáculo familiar

El no y la frustración

Aceptar noes y síes forma parte de la vida y, dado que no podremos proteger a nuestros pequeños para siempre de las negativas que les esperan, será mejor prepararlos emocionalmente para que puedan afrontarlos de una manera adecuada.